Category Archives: Alimento para el Alma

Cuántas cosas perdemos por miedo a perder!??!!…

¿Cuántas cosas perdemos por miedo a perder…?!!!

 Cuántas cosas perdemos por miedo a perder!
Cuántas cosas dejamos pasar de largo, porque creemos que no nos merecemos nada mejor, porque pensamos que no son para nosotros.

Cuántas cosas dejamos de decir, y nos callamos. Cuántas veces se nos enciende el Alma, y dejamos que nos consuma el calor.

Cuántas veces podemos decir que hemos Amado de verdad. Cuántas pensamos que vamos a volver a hacerlo.

Cuántas cosas estamos dispuestos a seguir perdiendo!!!???

¿Cuántas?… mil, un millón… Perdemos cosas, personas, momentos, relojes de pulsera y cometas de colores.

Perdemos palabras entre la arena y el Cielo que cubre este Mar tan desolado. Perdemos Sueños, Milagros, y Cuentos para no dormir.  Dejamos que se pierdan entre los días, entre las Olas.

A veces, incluso, somos nosotros mismos quienes arrojamos al abismo todas estas cosas, justo un poquito antes de extrañarlas para siempre…
Tememos perder, tememos Amar, tememos añorar, tememos necesitar, dejarnos llevar, tememos lo que está por venir, y lo que no escribimos con tiza en la pared…
Podemos perder muchas cosas o podemos ganar muchas mas, todo depende de nosotros, de saber vencer las dudas e incertidumbres de las que a veces somos víctimas, de saber tomar una decisión y mantenerla hasta el final, o desear algo y hacer lo que esté a nuestro alcance por lograrlo, si obtenemos éxito en conseguirlo sería fantástico, y si por lo contrario no se logra conseguir lo añorado, nos queda la satisfacción de que dimos nuestro mejor esfuerzo intentándolo, pero en cambio si nos quedamos sin hacer nada y nos autocalificamos de insuficientes para lograrlo, estamos dejando pasar muchas oportunidades que estando frente a nuestros ojos, hacemos el papel de ciegos no queriéndolas ver, o sino por el otro lado, sabemos que tenemos todo a nuestro favor para lograrlo, pero por timidez o temor a comentarios que puedan realizarse pecamos de modestos y de igual manera dejamos de intentarlo, perdiendo muchas oportunidades.

El miedo nos hace perder y el perder nos da miedo, puede que se vea como un juego gracioso de palabras, pero es algo que nos pasa a menudo, se nos presentan situaciones difíciles las cuales nos provocan temor, nos hacen dudar de nuestras capacidades a tal punto que nuestra confianza se desvanece y somos blancos vulnerables de estas situaciones que terminan envolviéndonos y venciéndonos y muchas otras veces el golpe y caída de un tropiezo en nuestro caminar, nos atemoriza tanto que perdemos las ganas de seguir caminando.

Puede que tengamos mucho por perder o ganar, lo importante es hacer nuestro mejor esfuerzo por lograr nuestros objetivos, y nunca rendirnos ni dejar de intentarlo, porque la posibilidad de realizar un sueño es lo que hace interesante la vida.

*Escrito tomado prestado de un blog por ahí.

“Cuántas cosas perdemos por miedo a perder!…” – Paulo Coelho

Advertisements

(((♥))) Sweet, Sweet Music for your Soul (( ॐ ))) Enjoy!

 “COME TO ME” (2002 Wings of Peace) by Wah!

♪♫♬ Remove all fear, Come from where you are to here.
Let your eyes meet mine. For a moment let your Heart be mine
Come to me, I will take away your sorrow.
Come to me, I will open your tomorrow.
Come to me, I will open up your Heart.
Come to me, we will never be apart.
Come and you will find the inner one, you want to
Find the inner mind, you’ve waited so long to.
May Love mesmerize your Soul.
May the divas make you whole.
Can you align yourself in constant devotion, find your liberation?
The tears of kindness comewhen you Love everyone.
Your precious Soul is finally found. Love, infinite Love, brings you ’round.
Amritanandamayi Ma Jai Ma. ♪♫♬

© 2006 WAH! MUSIC  

Just press play…close your eyes, Listen & FEEL.

Just press play…close your eyes, Listen & FEEL.  Bon Voyage!!!

432 HZ Frequency

Entre el Cielo y la Tierra…..ॐ

Entre el Cielo y la Tierra…..ॐ

“Aprendí de un mago anciano el antiguo arte de saber cuándo aparecer, para que brille en tu rostro una bella sonrisa que ilumine tus pasos. También me enseñó a crear, con palabras sencillas y puras, una sutil escalera que te lleva de la Tierra al Sol, de modo que recuerdes tu esencia divina en los momentos más críticos. Sentí, este instante es Mágico. Sagrado. Hilvanaré estas letras, con la frecuencia del Amor, para que los escalones cobren vida y tu cuerpo se eleve. Ascender es volver a Ser. Recuperemos la inocencia.

Hermosas flores, de radiantes colores y refrescantes aromas, están al pie de este sendero cristalino que hoy nos invita a subir para dejar de sufrir por las cosas mundanas. ¿Lo podés ver? Cada peldaño tiene el sensible y amoroso don de encender en tu Corazón el recuerdo inmaculado de las cosas esenciales. A medida que subimos, sentimos que el cuerpo se ilumina y gana en liviandad, pues el cálido resplandor que vamos recibiendo despoja nuestras células de todo lo denso. Despacio, disfrutemos, no hay apuro.

La Magia existe. Cada escalón también tiene la gracia de ayudarte a evocar las pruebas que pasaste en tu largo e intenso recorrido. Observá cómo las imágenes que aparecen en el piso van transmutando y dejan ver sus enseñanzas ocultas: la adversidad, el sufrimiento, la incertidumbre y la crueldad revelan que la confianza, la sensibilidad, la Fe y la compasión estaban ahí, debajo del disfraz, para ayudarte a seguir creciendo. ¿Comprendés por qué es hora de celebrar? Muchas fueron las enseñanzas recibidas.

A medida que los rayos del Sol van recorriéndote, los dolores del cansancio desaparecen. Vivir en el mundo sin ser del mundo es nuestra tarea, sin embargo una y otra vez quedamos atrapados en la ilusión de creer que todo se limita a lo que experimentan nuestros sentidos. Es por eso que agradezco, de todo Corazón, al sabio anciano que por Amor me enseñó a Crear -en la densidad de la materia- esta luminosa escalera que hoy nos ayuda a recordar que somos espíritus viviendo una increíble experiencia humana.

Entre tantos millones de personas, este mensaje te buscó para que tengas presente que todo pasa. No hay caos que pueda doblegarte. Sos Luz, confiá. Continuá liberando tu esencia sanadora. Ascendemos a una nueva dimensión, tu espíritu lo sabe. Contemplemos la vida con los ojos del Alma y apreciemos lo que resta de este apasionante y vibrante juego. Volvamos a sentirnos. Volvamos a lo simple. Volvamos a lo puro. Oí tu Corazón. La vibración del Amor nos llama a vibrar en Unidad. Recuperemos la Inocencia.”

– Julio Andrés Pagano

La Flor – Julio Andrés Pagano

La Flor…

Este mensaje tiene una bella misión. Fue concebido con el don de abrazar tu Corazón, infundiéndole confianza. Sus letras son sonidos que recorren tus sentidos y les anuncian el retorno de la Magia. Hoy ingresaremos a una flor, que de manera sencilla y pura se abrirá para mostrarte que el Amor está llegando de maneras muy sutiles. Vas a recordar. Te vas a emocionar. Tus alas volverán a energizarse. Aquí estoy. Vine a reflejar tu Luz.

Cada vez que tus ojos surcan el cielo en busca de una señal, un ángel es encomendado a que vivencies cuánto se te Ama. Puede que no lo veas, pero lo podés sentir. Su radiante halo emite la frecuencia que ahora te contiene en la vibración armónica de estas suaves palabras. Ellas te guían hacia el centro de esta flor, que emergió a la vera de tu camino gracias a la clara Luz de tu Corazón, que se cristalizó en los pasos de tu ferviente entrega.

Esta profunda Paz no te es ajena. Respirala. Disfrutala. Permití que todo tu Ser se relaje al percibir la cálida bienvenida que se te ofrenda en honor al brillante Amor que infundís con tu servicio humanitario. ¿Ves cómo en sus delicados pétalos se traslucen las gotas de conciencia que nutrieron sus raíces? Mirá desde tu inocencia. Sentí con el Alma. No hay división entre la flor y vos. Es la misma esencia divina palpitando en otras formas.

Su fragancia es dulce y refrescante, al igual que tus expresiones. Sus colores vibran, al igual que todas tus acciones. Ella se abre cada día, al igual que tu sabio Corazón, con la mirada puesta en el Sol para embellecer su entorno sin esperar nada a cambio. Así es tu interior, pulcro y reluciente. Cuando mires hacia atrás y veas tu rastro florecido, sabrás que valió la pena caminar. El ángel ríe. Unge tu frente con la savia del Amor y se retira.

La hermosa flor que has visitado está enraizada en la claridad de tus huellas, por eso esta diáfana energía te resultó tan cercana. Nada de lo que hacés es en vano. Ni siquiera un simple paso. Por eso te aliento a que sigas y sigas andando, pues así vas propagando las semillas del cambio que humanizan la Tierra. Una vez más te celebro, me inclino y te agradezco. Caminamos por la misma senda. Soy un peregrino. Vine a reflejar tu Luz.”

– Julio Andrés Pagano